Francesc Català-Roca fue un fotógrafo español cuya fotografía se caracteriza por la búsqueda del ambiente humano bajo puntos de vista originales. Català-Roca se consideraba a sí mismo como un profesional de la fotografía que intentaba captar la realidad cotidiana, creyendo en fin que era más un documentalista que artista, sin embargo su obra combina la realidad con la belleza, gracias entre otras cosas a su capacidad técnica y la habilidad natural para entrar en contacto con las personas a las que retrataba. Fue galardonado en dos ocasiones con el premio Ciudad de Barcelona y recibió el Premio Nacional de Artes Plásticas que otorga el Ministerio de Cultura, así como la medalla al mérito artístico. Su obra está compuesta por unos 200.000 negativos.

Niños jugando a las canicas en el Arco del Triunfo, Barcelona 1950

Calle Arco del Teatro, Barcelona 1954

Organillero amenizando la tarde en Barcelona 1950

Descapotables en la rotonda de Plaza de España, Barcelona 1963

 

Source: Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía