La Fundación KATIOU, entidad franco-española sin ánimo de lucro, propuso un programa que se desarrolla en un volumen único con sala de lectura, ordenadores, área de control y almacén (122,00 m2), más una pequeña terraza y rampa de acceso. El diseño arquitectónico viene predispuesto por las temperaturas medias diurnas, que no bajan de los 30°, los vientos cargados de arena y polvo y las fuertes precipitaciones en verano. 

Al tratarse de un edificio de reducidas dimensiones, se plantea dar “grosor” al muro construyendo las estanterías a ambos lados de la sala para así liberar el espacio interior, colocando las mesas de consulta y lectura en el centro. La construcción descansa en una cimentación de hormigón ciclópeo sobre la que se construye un murete base de 40cm en el que se embebe una viga riostra perimetral de hormigón armado. 

Sobre esta plataforma resistente se construye la estructura portante, un sistema mixto de muros de carga y pilares de fábrica de ladrillo BTC (ladrillo de tierra comprimida). La Biblioteca se concibe con una cubierta superior totalmente exenta a fin de evitar al máximo el asoleo directo en los muros y poder evacuar rápidamente el agua de lluvia. Bajo esta gran cubierta se requiere de un techo que cierre el volumen interior que se resuelve con una estructura portante de vigas de hormigón armado coincidente con los módulos de las ventanas y estanterías.

Ambos testeros se solucionan con una losa de hormigón armado pues es únicamente en estos puntos donde el vuelo de la cubierta metálica no asegura que en algún momento de tormenta con fuertes vientos pudiera llegar alguna gota de agua. Las aberturas se sitúan a lo largo de las fachadas norte y sur así como en el techo con la disposición de unos grandes lucernarios del mismo ancho.