Las obras para la construcción de la nueva bodega Descendientes de J. Palacios en Corullón, León, empezaron en mayo de 2015 según el diseño del arquitecto español Rafael Moneo. La edificación estará integrada en el paisaje en el que se encuentra ubicada, combinando hormigón visto, piedra, y un tejado que tendrá una parte de cubierta vegetal y otra de pizarra. Cabe destacar que gran parte del edificio no será visible, pues se encontrará a 15 metros bajo tierra, integrada en la ladera, dónde se acondicionarán los ‘calados’ excavados en roca para los vinos de más alta gama. Los espacios de la bodega se distribuirán en tres bloques, comunicados por un pasillo subterráneo y separados en superficie por patios que distinguen una zona agrícola, otra zona social con oficinas y una última destinada a la elaboración, embotellado y crianza del vino. La planta de vinificación tendrá una superficie de 762 metros cuadrados, la de depósitos 1.815,20, la entreplanta de botellas 187 y 2.150 metros cuadrados, y finalmente la planta de barricas será de 2.000 metros cuadrados. La superficie total construida será de 6.527 metros cuadrados.

Arquitecto: J. Rafael Moneo Vallés 
Colaboradores: Clara Moneo Fiorucci + Valerio Canals