El edificio, de gran interés arquitectónico, se construyó en el año 1929 como sede del extinto Banco Zaragozano. Obra del arquitecto Roberto García Ochoa, sobre sus diez plantas destaca el esbelto torreón con una cúpula decorada. El proyecto de remodelación para CaixaBank abarca las dos primeras plantas y se vertebra alrededor del vestíbulo central en el que sobresale la elegante bóveda clásica que alude a sus históricos inicios.

Siguiendo el concepto de diseño de las oficinas insignia de CaixaBank, Francesc Rifé Estudio, aprovecha las particularidades del emblemático edificio de la ciudad de Zaragoza para convertirlo en un espacio abierto y cercano a la sociedad, clientes y visitantes. Un innovador planteamiento de oficinas donde no hay límites en cuanto a cerramientos. La planta baja, un amplio espacio habilitado para acercarse las acciones sociales de la entidad y zona de recepción de clientes. En la planta superior, se distribuyen salas de reuniones y despachos para una atención personalizada. Los elementos utilizados siguen la característica continuidad material y visual del estudio de arquitectura, unificando color, fondo y forma.

Source: URBATEK