El principal problema de esta casa, fue esconder su enorme superficie de cerca de 5.000 m2 en tres plantas de forma que pareciera una. A excepción de la madera de iroko en los techos, el resto se construyó con materiales económicos. Extracto de la Conferencia impartida por Fernando Higueras en La Universidad Internacional Menéndez Pelayo en 1976 sobre La Casa el Batatal en Marbella para Arturo Fierro 1970.