Ubicado en pleno corazón de la ciudad, en la Plaza de Santo Domingo, el inmueble recuerda al León más señorial. La ‘Casa Goyo’ debe su nombre a Gregorio Fernández el hombre que encargó a Manuel de Cárdenas en 1920 el proyecto de un edificio destinado a viviendas. Fue el primer edificio en tener ascensor en la ciudad y la construcción residencial más alta de la época. Además incorpora otra novedad para el momento, la discriminación de accesos para el servicio y los residentes.

Se sitúa en una parcela de 350 metros cuadrados de superficie la cual fue ocupada por lo que hasta entonces era el Mesón del Pico, propiedad de José Unzueta Vizcaíno, un establecimiento que ofrecía alojamiento a carreteros, arrieros y ganaderos que estaban de paso o acudían a las ferias de ganado que se celebraban en lo que hoy es el instituto Juan del Enzina.

En su planta baja el edificio está hoy ocupado por establecimientos comerciales y, en las superiores, hay tres viviendas por cada planta: dos iguales que dan para las calles laterales y la tercera que mira a la plaza.

Arquitecto: Manuel de Cárdenas

Situación: plaza de Santo Domingo + avenida Padre Isla + calle Ramón y Cajal