La Torre Iberdrola, diseñada por el arquitecto César Pelli, posee 165 metros de altura, 41 plantas, 485 plazas de parking y 50.000 metros cuadrados sobre rasante. Su forma, de prisma triangular con curvas levemente ahusadas en dirección al cielo, sugieren un gran obelisco de cristal, cuyas fachadas ofrecen amplias vistas hacia la ciudad y la Ría. Estas “paredes bioclimáticas” cuentan con doble acristalamiento en el exterior y un cristal simple practicable hacia el interior, ubicándose en la cámara de aire resultante cortinas autoajustables. 

Precedentes

El arquitecto argentino César Pelli fue el encargado de la realización del Plan Especial de Reforma Interior (PERI) de Abandoibarra. Esta superficie de suelo recuperada para la ciudad tras la desaparición de la industria naval, permite incorporar el entorno fluvial de la Ría de Bilbao al centro de la ciudad por medio de la prolongación de los ejes urbanos existentes y generando un eje transversal que une los nuevos equipamientos y el parque creados entre dos polos culturales importantes como son el Palacio de la Música Euskalduna y el Museo Guggenheim.

La torre

La Torre se estructura en 41 plantas, de las cuales 34 están destinadas a oficinas, una a servicio de restauración y el resto a plantas técnicas y de servicios. Además 5 niveles bajo rasante son destinados a aparcamiento (485 plazas) y otros servicios. El edificio cuenta con 1 ascensor panorámico, 4 montacargas, 2 ascensores lobby-parking y 22 ascensores de última generación, que se distribuyen según la siguiente batería:

  • Tres ascensores que dan acceso de la planta 4ª a la 8ª.
  • Ocho ascensores que dan acceso de la 9ª planta a la 29ª.
  • Cuatro ascensores que dan acceso de la planta 30ª a la 37ª.
  • Dos ascensores de cabina circular, que comunican el atrio de entrada con los aparcamientos situados en el sótano.
  • Un ascensor panorámico que accede al restaurante ubicado en la primera planta desde la entrada principal.
  • Cuatro montacargas que dan servicio al edificio.

El gran acceso de la entrada principal, con una altura libre de 10 metros en su punto más alto, está íntegramente cerrado por un acristalamiento de forma escultórica que lo hace acogedor durante el día y resplandeciente y cálido por la noche. Su interior además incluye una amplia zona ajardinada. 

Con una profundidad inferior a 15 m se asegura la luminosidad homogénea en todos los puestos de trabajo. Las plantas típicas tienen una altura libre mínima de 2.80 m y cuentan con un falso techo de 60 cm y un suelo técnico de 20 cm, facilitando una eficaz distribución del suministro de aire, del cableado y las telecomunicaciones.