Basado en un concepto constructivo que utiliza materiales robustos, económicos, muy sencillos y que en este caso adoptan una configuración nueva, específica para un proyecto muy comedido, sin excesos, que trata de sacar el mayor partido de todos sus elementos. El material predominante es la chapa galvanizada directa, sin tratamiento, que al final logra convertirse en un recurso característico de la construcción, dando imagen y expresividad al edificio.