Mallet Stevens definió su arquitectura como un conjunto de elementos formados por superficies lisas, aristas vivas, curvas limpias, ángulos rectos, claridad y orden. La economía de medios y la lógica constructiva presidieron su obra tanto en el terreno constructivo como en el del diseño. La lógica constructiva, el tratamiento de los materiales, la simplicidad del sistema y la gama cromática empleada dotaron de una especial singularidad el trabajo del arquitecto y marcaron una nueva dirección en el diseño de este tipo de edificios donde la complejidad del programa exigía una sistematización espacial muy precisa, pero no por ello exenta de refinamiento.

Source: Un recorrido por el Paris de Robert Mallet-Stevens 

%d bloggers like this: