Son ya muchos años los que se lleva poniendo encima de la mesa que los estudios de arquitectura españoles funcionan de aquella manera y que las bases empresariales son cuando menos dudosas. A ello, hay que añadir que muchas oficinas están acostumbradas a malas prácticas laborales o directamente a infringir la ley o estar en el límite de la misma. Sobre todo ello, parece que es necesario seguir pensando en voz alta, para ver si se van produciendo cambios.

Source: ¿Nos organizamos bien los estudios de arquitectura?