La cancha permanecía descubierta y en desuso; debido a la exposición al sol, al calor y la lluvia de la zona, se le diseñó una cubierta a manera de pórtico, de fácil mantenimiento, cuyo programa, insertado en los entre-espacios de las columnas, incluye gradas, miradores, salas de juego infantil, área de hamacas, sala de ejercicios para adultos, salones de actividades, baños etc.

En una unidad habitacional de vivienda de interés social ubicada en el puerto de Veracruz, se construyó una cancha techada que optimiza eficientemente un espacio muy restringido para generar un programa con variedad de actividades.

El uso de celosía y madera de palma en detalles del pórtico, evoca la cercanía de la costa. En el ágora, que se extiende frente al pórtico, se introdujo vegetación para dar sombra, y se incluyó un pequeño foro abierto, área de patinetas, y mobiliario para comer al aire libre. Debido a la proximidad del mar, se emplearon materiales, junto con la vegetación, dan frescura y sombra a la plaza para volver habitable el exterior.

Source: Cancha – Rozana Montiel