Se trata de la rehabilitación de una antigua y sencilla casa del centro histórico de Sant Feliu de Llobregat. La intervención se basa en la conservación de la composición, la volumetría y la estructura originales de la casa y en el derribo selectivo de las particiones interiores y de la escalera para realizar una nueva distribución que se adecue a las necesidades del habitante, una mejora de la luz natural y una mejora de la envolvente energética del edificio.

La nueva distribución es caracteriza por ser más diáfana, construida con sistema ligeros y con el uso predominante de la madera. La planta baja se resuelve en un único ambiente que acoge la sala de estar – comedor y cocina. Mediante el derribo de una parte del forjado, se libera un doble espacio que aporta altura e iluminación natural cenital. El vaciado de este forjado no tiene ninguna afectación en la estructura ya que se mantienen todas las vigas de madera originales y se aprovecha el entrevigado más amplio, que había contenido la escalera original, para situar la nueva escalera. En planta primera se dispone un dormitorio, un estudio, una zona de vestidor y un baño. Todas las estancias ventilan a fachada y al doble espacio.

El objetivo material de la rehabilitación es conservar al máximo las soluciones existentes de la edificación. Sólo se modifican aquellas que han perdido su capacidad estructural y se mantienen  todos los elementos o soluciones aunque se hayan deformado o alterado superficialmente con el tiempo. Esto provoca un contraste material entre lo antiguo y lo moderno, y entre las soluciones y acabados originales versus los nuevos, poniendo en valor la sencillez de la arquitectura tradicional.