El edificio es uno de los grandes complejos monásticos en la provincia de León, situado en pleno Valle del Silencio, a quince kilómetros de la localidad de Peñalba de Santiago, y en él se proyecta un centro de interpretación e iniciativas que amplíe y refuerce el existente en la localidad. La intervención se localiza en el ala este del segundo claustro, actualmente en avanzado estado de ruina. Este espacio alojará en un futuro varias dependencias del ‘Centro de documentación de la Valdueza’, además de otros usos habituales que quiere proporcionar el Monasterio, tales como iglesia para usos parroquiales, salón polivalente, salas para seminarios, archivo y habitación de estancia temporal, recepción de guardería, aseos públicos y parque arqueológico en las ruinas que no se reconstruyan.