La Torre Dataflux o actualmente como Torre CNCI, fue diseñada por el arquitecto Agustín Landa junto con los arquitectos Ignacio Landa y Roberto García. El edificio, que mide 167 metros de altura, cuenta con 43 pisos. Cuenta con un restaurante en la planta baja, oficinas en las dos siguientes secciones y finalmente 16 apartamentos.

Las losas se encuentran suspendidas por medio de cables tensores sujetos a tres marcos metálicos soportados en dos torres de hormigón. La construcción, que fue iniciada en 1998 y finalizada en el 2000, es conocida popularmente como “las botellas”, por la forma de las dos paredes laterales estructurales que donde están ubicadas las escaleras y elevadores.