Este edificio de viviendas en Ávila diseñado por los arquitectos españoles José Ignacio Linazasoro + Carlos Jiménez Pose, resulta en un solar en esquina que tiene pendiente a ambas calles complicando así la solución formal que se adapta a las condiciones topográficas y geométricas sin alcanzar los límites estrictos de la parcela, sino que se retranquea conformando una plazoleta privada que sirve de acceso a las viviendas. Este acceso se resuelve mediante un recorrido por el interior del patio desde el que, a través de una pasarela, se divisa el garaje. También se vislumbra la plaza desde el patio a través de una estrecha abertura. Esta divide el edificio en dos crujías que se manifiestan en los hastiales cuyo tratamiento, con paneles de madera, contrasta con los muros de ladrillo de las fachadas laterales, piedra en el basamento y algunos elementos de hormigón visto en ciertos detalles.