Este extraño fenómeno, que se da en zonas muy frías cuando no hay viento, es producto de los focos de luz casi siempre artificial, que se refleja en los diminutos cristales hexagonales de hielo que hay en la atmósfera. El foco original de luz también puede ser natural. Si es el sol, ha de ser cuando se encuentre en un punto muy bajo del horizonte (justo al amanecer o antes de la puesta) y se llamarán pilares de sol. Si la luz proviene de la luna, se llaman pilares lunares.

Source: Así son los pilares de luz 

%d bloggers like this: