El tiempo ha demostrado que quienes seleccionaron a Miguel Zugaza como director de la pinacoteca hicieron un gran trabajo, sin necesidad de concurso. Lo más sensato en estos momentos es dejar trabajar al patronato del Museo y desearle suerte. El análisis de la gestión de Miguel Zugaza dibuja un perfil muy rico que es también un listón muy alto para quien venga detrás. Sea quien sea el elegido o la elegida, cargará con una gran responsabilidad.

Source: El Prado como referencia