La participación ciudadana, la implicación de los habitantes de una ciudad en la construcción, reparación y vida de la misma es un derecho y un deber democrático. Implicarte en cómo quieres que sea tu barrio es muy importante pero además participar en imaginar el mañana de las calles por las que pasas a diario abre las miras, mejora la convivencia, ayuda a entender las necesidades de los demás y permite expresar las propias.

Así lo entiende el proyecto barcelonés RavalKm0, un proyecto desarro­llado a partir del trabajo colectivo de diferentes entidades y asociaciones de vecinos en el cual el comercio local y de proximidad adquieren el verdadero protagonismo. Además, Raval Km0 organiza cursos de formación creativa, forma a electricistas y carpinteros que, a cambio, harán una primera intervención en el barrio. Se consigue remontar así un oficio, un ciudadano y un pedazo de barrio.

Source: Un barrio socialmente responsable