El proceso de reconversión de Times Square ha permitido ganar 8.000 metros a los automóviles para disfrute de los neoyorquinos y turistas erigiéndose como un ejemplo cuya nueva configuración se remonta al año 2009. Entonces, se llevó a cabo una prueba piloto conocida como ‘Luz verde para Midtown’ en la cual se cerró temporalmente Broadway al tráfico con el objetivo de reducir la siniestralidad y aliviar el tráfico. El resultado fue muy positivo lo que llevó a pensar en la reestructuración definitiva de Times Square con una triple finalidad: mejorar la infraestructura de servicios públicos, habilitar un mayor espacio para el peatón y la celebración de eventos, así como hacer permanentes las mejoras apreciadas en la prueba piloto.

El proyecto definitivo fue a cargo del estudio de arquitectura noruego Snøhetta donde se obtienen cinco nuevas plazas peatonales consiguiendo 8.000 metros cuadrados más de espacio para el peatón, en uno de los lugares más populares del mundo suponiendo un extraordinario regalo para las decenas de millones de personas que visitan Times Square cada año. Los nuevos pavimentos realizados en dos tonos de piedra tienen incrustados pequeños discos de acero que reflejan de manera atenuada el resplandor de los anuncios que inundan la plaza.

Source: ELMUNDO